Imprimir

Patrimonio Cultural

El Alto Asón no solo cuenta con una importante naturaleza. El patrimonio cultural también marca fuertemente los rasgos de este territorio. Desde la prehistoria, la comarca ha estado intensamente ocupada por el ser humano, que ha ido construyendo un patrimonio que ha llegado hasta nuestros días. Desde las pinturas prehistóricas de Covalanas o los dólmenes megalíticos del Alto de Lodos, entre Ampuero y Rasines, todas las épocas de la historia han dejado su legado en forma de patrimonio.

Hay que destacar las decenas de casas y palacios medievales repartidos por todo este territorio, algunos de ellos reconvertidos hoy día en hoteles rurales, la ermita rupestre de San Juan de Socueva, una de las primeras de Cantabria, o interesantes templos y santuarios, como el de la Bien Aparecida o el de San Pelayo en Arredondo.

Pero si hay algo que destacar en el patrimonio cultural del Alto Asón, además de los restos prehistóricos, son las casas de indianos. Encontramos múltiples ejemplos por todos los municipios, todas ellas con cuidados jardines donde abundan las especies exóticas, traídas de “las indias”.